Esta semana hemos asistido al desayuno temático que ha organizado IAB (Asociación de la publicidad y la comunicación digital). La temática de este desayuno se ha centrado en la interactuación del móvil en el e-commerce.

El evento ha consistido en 3 presentaciones sobre la importancia del factor móvil en el comercio electrónico y una mesa redonda donde se ha puesto en común otras opiniones de los asistentes.

desayuno mcommerce

Tanto las exposiciones como la mesa redonda nos ha hecho ver la importancia del móvil en el proceso de compra online. La finalización de compra no siempre se acaba en un dispositivo móvil pero cada vez son más las compras que empiezan por ahí.

Otra conclusión que nos llevamos es que el factor móvil se está descentralizando cada vez más del teléfono móvil para dejar paso al concepto usuario conectado independientemente del instrumento que utilice para conectar (smartphones, tablets, smartwatches… wearables, en definitiva).

Pero volviendo al móvil… ¿qué es a día de hoy el móvil?

Un dispositivo multifuncional que tiene casi todo el mundo, que lo puede llegar a identificar como usuario único y que le proporciona información “aquí y ahora”.

¿Cómo puede utilizar el sector del comercio electrónico el móvil?

Si se consigue leer toda la información que genera el móvil con el comportamiento del usuario se podría llegar a personalizar cualquier interacción de la tienda con el usuario.

Hay que pensar que gracias al móvil podemos tener contacto (siempre que el usuario lo desee) 24 horas al día, 7 días a la semana.

Como ya comentamos en el post de tendencias del 2015, el centro de todo debe ser el usuario.

Midiendo los datos que genera el uso del móvil se puede obtener una segmentación de mercado muy detallada.

¿Cuál sería la manera más óptima de llevarlo a cabo?

Debido a la gran cantidad de soluciones técnologicas que hay, debemos saber siempre qué es lo que queremos hacer. Hemos de:

  • conocer el cliente, su comportamiento
  • definir los objetivos
  • tener en cuenta la usabilidad
  • crear una buena experiencia de usuario
  • tener en cuenta la omnicanalidad (Omni-channel)
  • conseguir un puente casi inperceptible para el usuario entre el mundo online y el offline
el ejemplo más gráfico de este último punto lo hemos encontrado en los iBeacons aquí os dejamos un vídeo (en inglés) para que nos hagamos una idea de lo que puede llegar a venir en un futuro no muy lejano